• Conflictos de pareja, actual o relaciones del pasado.
  • Problemas con los hijos.
  • Dificultades en las relaciones familiares.
  • Exclusión y problemas de relaciones sociales.
  • Orientación en momentos vitales de cambio.
  • Problemas de fertilidad, adopciones.
  • Desarrollo personal.
  • Destinos difíciles (muertes prematuras, abortos).
  • Sentimiento de Auto-sabotaje que impide conseguir éxito económico, profesional, o personal.
  • Otros temas: herencias, juicios.
  • Orientación a nivel profesional y proyectos.
  • Pérdidas y duelos.

Si le o la terapeuta valoran que la problemática implica una patología seria previa a una sesión. Inmediatamente se la deriva su médico de cabecera o profesionales de la medicina convencional.

Menú rápido