¿Cómo puedo cambiar el tipo de pareja que atraigo?

Zorro4 / Pixabay

El inconsciente abre las puertas de la sanación de muchas relaciones de pareja a través de las constelaciones familiares.

Muchos clientes otorgan a las relaciones de pareja la mayor prioridad.

Siendo uno de los temas más recurrentes a la hora de realizar un trabajo terapéutico en nuestros talleres.

Las constelaciones familiares es la terapia más efectiva para resolver este tipo de problemáticas. Trabajamos directamente con la causa, que produce la atracción hacia el mismo tipo de relación constantemente.

Al liberar la causa, cambia el efecto, y la persona comienza a ver cambios en las relaciones de pareja que atrae.

Lo adecuado en una relación de pareja enriquecedora, es que exista un correcto equilibrio entre el dar y el recibir. En esta premisa está basada cualquier relación sana.

En el momento en el que uno de los dos da más amor que el otro, se produce un desequilibrio.

A la larga al que le toca dar siempre acaba agotado. Si se mantiene mucho en el tiempo, puede terminar con el fin de la relación.

Pero generalmente, en cualquier relación amorosa desde el comienzo del idilio, estos roles se cumplen fielmente. Por un lado nos encontramos a la víctima (el que quiere), y el perpetrador (el que se deja querer).

La víctima es la que siempre está a la disposición del otro sufriendo por amor. Tiene una actitud sumisa y complaciente.

No importa lo que el otro haga, siempre está ahí para perdonar cualquier ofensa. Para ella la vida sin su amor no tiene sentido. Entiende el amor como sufrimiento.

El perpetrador es aquel que no es capaz de entregarse. Puede manifestar diferentes grados de dejadez y desprecio dentro de la relación.

Es egoísta, y sus niveles de altivez varían, según sean los hechos inconscientes de su propio sistema familiar, con los que esté identificado: imposibilidad para comprometerse, malos tratos, infidelidades… etc.

Queremos resaltar que aunque la palabra víctima, sea de género femenino, no siempre es mujer.

Hemos tratado en consulta a muchos hombres que tenían el patrón de víctima, y sufrían en grados muy altos de violencia verbal por “amor”.

¿Cómo solucionar estos problemas de pareja?

By / Pixabay

Aprendemos del respeto, y la correcta relación entre el dar y el recibir, que se ha dado entre nuestros ancestros (padres, abuelos, bisabuelos…). Para que exista este equilibrio, es necesario para que exista afinidad, complicidad, amor.

El origen de las relaciones de pareja con vínculo negativo, se encuentra en el inconsciente de la persona.

El inconsciente almacena todo lo que hemos recibido de nuestros ancestros.

Incluso va inherente el tipo de educación que ha ido pasando de padres a hijos, generación tras generación.

Cuando en un sistema familiar se han dado multitud de desprecios entre lo masculino y lo femenino, pasa a los descendientes, siempre.

En los sistemas en que más faltas de respeto se han dado, en el que los hechos han sido más duros dentro de las relaciones amorosas, es donde los descendientes más acusan problemas en la pareja.

Repitiendo lo que ya se vivió en el inconsciente familiar, porque ha dejado una huella, que lleva a seguir los mismos pasos.

Estos hechos, que en muchos casos pueden llegar a ser violentos, deshumanizan al hombre y mujer, para acabar convirtiéndose en una víctima y un perpetrador para el inconsciente colectivo, siendo heredada ésta tendencia por los descendientes.

Las constelaciones familiares y la relación del padre y la madre.

Los problemas de pareja en la edad adulta, son un reflejo de la relación de pareja que tuvieron los padres. Es la base de la relación de pareja que tendrá la persona. Porque es lo que se ha vivido desde la cuna, cuando se estaba completamente expuesto a la información que llegaba del inconsciente.

Los padres son el resultado de la herencia que han recibido de sus ancestros. Por eso es tan importante liberarse de las identificaciones que hicieron que dentro de su relación, uno de ellos tomará el papel de víctima y el otro de perpetrador.

Cuanto más juzga el hijo la relación de sus padres, más tiende a repetir lo que está condenando.

La forma más rápida y efectiva de equilibrar los problemas de pareja son: las constelaciones familiares. Trabajamos en la raíz del problema y corregimos el desequilibrio.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *