Constelaciones Familiares Individuales

Si bien las constelaciones familiares son una terapia que se suele realizar generalmente en grupo, también existe la modalidad de constelaciones familiares individuales. En este segundo caso la dinámica del trabajo va a depender un poco de la práctica que decida el terapeuta aplicar.

Contamos con técnicas especializadas e innovadoras para las sesiones individuales.

constelaciones familiares individualesEn nuestras sesiones de constelaciones familiares individuales usamos técnicas innovadoras como: Lectura del Árbol transgeneracional, Orientación personal, Descifrado Biosomático, Reprogramación Neurokinestesica , Reprogamacion Neurolinguistica (PNL), lectura del campo sistémico a través de ejercicios doble ciego etc.

Donde, tanto paciente como terapeuta se embarcan en la hermosa tarea del descubrimiento de las fidelidades ocultas en el inconsciente del paciente y por supuesto a la reconciliación de estos enlaces debilitados. Para que cada persona que asista a las sesiones de constelaciones individuales o personales, pueda encontrar una liberación real a sus problemáticas.

El tiempo de la sesión es de 2 horas ya que al ser una terapia tan completa y con varias fases es necesarios dedicarle todo el tiempo posible a cada persona, los horarios de las constelaciones familiares individuales son elegidos por el paciente y son los días de semana de lunes a viernes en 2 turnos, mañana o tarde, el precio de las constelaciones individuales es el mismo que el de las grupales. Si quieres más información puedes ponerte en contacto con nosotros a través de este enlace.

A continuación explicaremos algunos aspectos importantes sobre las constelaciones familiares individuales.

Realmente no podría decirse que existen ventajas o desventajas entre la modalidad de las constelaciones familiares grupales y las constelaciones familiares individuales. En este sentido es el paciente quien decide  con cuál de estas modalidades se sentirá más cómodo.

Es importante resaltar que las constelaciones familiares en su formato estándar (grupales), las dinámicas del inconsciente del paciente pueden mostrarse de una manera más rápida a través del factor humano y grupal. Pero al margen de este apartado, también va a depender de las técnicas con que el propio terapeuta cuente, a la hora de estimular el inconsciente del paciente para que este se muestre en el momento de la consulta.

Para este tipo de constelaciones familiares existen un sin número de técnicas especializadas las cuales pretenden obtener el posicionamiento familiar a especie de una radiografía del propio inconsciente del paciente. A través de estas técnicas el constelador podrá evaluar cuáles son los conceptos inconscientes del paciente en cuanto se refiere a las jerarquías de los ancestros, esto es los posicionamientos que ocupan el grupo de personas de las cuales ha recibido la vida, refiriéndonos a padres, abuelos, bisabuelos e incluso tatarabuelos.

constelaciones familiares individuales

Otro punto resaltante es la obtención de la información  de las fidelidades emocionales inconscientes a sus antepasados. Con cuáles de ellos siente un vínculo más profundo y con cuáles no. Aquí es importante destacar que al margen de la explicación personal que el paciente pueda dar al terapeuta de cómo ha vivido una relación o la idealización de algún ancestro, es común encontrar que en algunos casos donde se expresa un resentimiento y aparente rechazo hacia los actos y vivencias de una antepasado en concreto, nos encontramos en las sesiones muy a menudo, que a nivel del inconsciente esta persona guarda una fidelidad a estos actos y los está manifestando en síntomas en muchas esferas de su vida. Cuando hay un rechazo consciente hacia un miembro de la familia, el inconsciente tiende a guardar fidelidad hacia este familiar para tratar de liberar los hechos dolorosos que no se resolvieron en relación a esta persona, para que puedan ser sanados.

Diferencias entre Constelaciones Familiares Individuales y Grupales

A nivel de efectividad los dos tipos de sesiones son igual de efectivas. No podemos hacer diferencias entre una y otras, porque los resultados que se obtienen con ambas son idénticos.

Lo que realmente las distingue son diferencias a un nivel práctico, en la comodidad y preferencias que el propio paciente pueda tener.

Por ejemplo: en el caso de las constelaciones familiares grupales, se suelen realizar en días no lectivos, ósea cuando la mayoría de las personas no están supeditadas a sus horarios laborales, esto indiscutiblemente nos pone en el contexto por lo general de los fines de semanas. Así mismo, los talleres grupales también tienen un tiempo de desarrollo en horas mayor que las individuales, ya que por lo general suele durar toda una mañana o una tarde, unas 5 horas aproximadamente.

En este sentido las constelaciones individuales aportan un tiempo más corto de trabajo en sesión, pero en contra parte también suele ser necesario realizar varias sesiones, ya que es importante para el terapeuta o constelador en las primeras sesiones, recaudar la información verbal del paciente para poder posicionar en base a su experiencia en que punto de un conflicto personal, se encuentra el propio paciente en referencia al marco familiar y todos los destinos, vivencias y hechos no resueltos que han ocurrido en la propia historia familiar.

Fase de resolución:

En este punto “Fase de resolución”  es donde se comienza a trabajar ya para resolver y posicionar correctamente los destinos difíciles no resueltos de los ancestros del paciente, es donde la habilidad del propio constelador debe salir a relucir. Si se quiere ofrecer un trabajo de calidad es muy, pero que muy importante que el constelador a parte de tener buena formación en Constelaciones Familiares, también maneje otras técnicas de terapia para poder complementar la falta de representantes en una constelación individual. Pero lo más importante es que el terapeuta tenga la capacidad de sensibilizarse completamente con el paciente, crear un vínculo estrecho con su historia familiar y sobre todo tener la capacidad de ver lo que está más allá de lo aparente, una intuición terapéutica y una gran capacidad para poner su sensibilidad emocional y quinestésica al servicio del propio paciente. En otras palabras que sea capaz de poder canalizar correctamente la información del paciente en sí mismo.

En este sentido es importante que el paciente establezca un vínculo afín con el terapeuta, que sienta confianza y que en ningún caso asista a la terapia si no está totalmente convencido de la seguridad que le puede aportar el propio terapeuta, para resolver cualquier problema de índole personal y privado.

La apertura personal del paciente no es un acto sencillo, incluso en aquellos pacientes que no tienen problemas en contar su vida al detalle, esto puede ser un síntoma inconsciente para evitar hablar de lo que realmente puede causar dolor en la persona.

Una de las ventajas que existen en las constelaciones familiares individuales por la propia dinámica de trabajo, es que en ella se pueden incluir ciertos tratamientos de orientación personal durante el desarrollo de una consulta, dando la ventaja de poder posicionar al paciente en el presente o en el pasado y así otorgar la oportunidad al mismo de que pueda contrastar y comprobar, cómo un hecho del pasado que en apariencia es ajeno a él, está siendo manifestado en su vida personal como un problema.

En este sentido las constelaciones familiares grupales también aportan un cierto grado de orientación en el ámbito intelectual, pero por su propia dinámica es más complicado hablar de temas personales íntimos del paciente en frente de un grupo.

El proceso de resolución de los conflictos anidados en el inconsciente del paciente va a depender como ya hemos mencionado anteriormente de las habilidades del terapeuta.

Pero al margen de las diferentes técnicas que se puedan usar, el resultado en el propio paciente luego de cada sesión, debe ser un sentimiento de paz, sosiego, tranquilidad. Esto es el resultado de la integración correcta de todos los hechos y situaciones de conflictos vividas por los ancestros, en el mismo paciente.

Es importante recalcar que la metodología de las constelaciones familiares individuales, se asemeja más a la sesión de psicoterapia convencional en donde paciente-terapeuta emprenden un viaje de descubrimiento de todos los capítulos no resueltos tanto a nivel consciente (problemas personales), como de las cargas sistémicas (bloqueos del inconsciente).

En ocasiones nos suelen preguntarnos cuál de las dos modalidades de constelaciones familiares es la más adecuada o la mejor, y esto sólo lo puede determinar el momento vivencial de la propia persona que ha decidido tomar las riendas de su vida a través del trabajo de crecimiento personal. Así pues, muchos factores pueden influir a la hora de tomar una decisión por alguna de las 2 modalidades de constelaciones familiares, puede ser por conveniencia en el horario del paciente, por sentirse más seguro en la intimidad de una terapia paciente-terapeuta, por la necesidad de descubrir mediante la calma y el estudio todos los aspectos que pudiesen están obstaculizando un correcto desarrollo de la vida sentimental, o simplemente porque algo dentro de la persona le invita a realizar la terapia de constelaciones familiares individuales.

Las sesiones individuales de constelaciones familiares permiten a la persona, la sanación profunda del inconsciente colectivo y así ser libre para elegir su propio rumbo. Cada constelación familiar es una obra de arte que guía al paciente a caminar por la vida, disfrutando de cada momento, al tomar conciencia de que siempre va a llegar a un destino bonito. Consulta nuestras sesiones individuales en nuestros talleres o poniéndote en contacto con nosotros.