Constelaciones Familiares para niños discapacitados

La discapacidad psíquica recoge una serie de trastornos cognitivos que dificultan en gran medida la conexión del niño con el entorno, impidiéndole establecer unas relaciones normalizadas con el entorno. Los padres en muchas ocasiones, buscan en las terapias naturales, alternativas complementarias a la medicina convencional, que mejoren el desarrollo del menor y por lo tanto de toda la familia.

Nosotros hemos tratado en numerosas ocasiones a niños con este tipo de trastornos y síndromes, en concreto: autismo, trastorno general del desarrollo (TGD) y síndrome de Down. Siempre que los padres han sido constantes en la realización del trabajo terapéutico, hemos obtenido muy buenos resultados, que se han traducido en mejoras notables en la relación del niño con el entorno.

Inconsciente colectivo y niños con discapacidad psíquica.

El inconsciente colectivo es la suma de todos los arquetipos que conforman la psique de la humanidad. Este inconsciente es la materia prima a través de la cual se desarrollan todas nuestras mentes, y no sólo se constituye de símbolos, también de hechos que ocurrieron y que suelen repetirse con una precisión matemática, generación tras generación.

constelaciones familiares para niños discapacitados

Cada uno de nosotros recibe los patrones psíquicos, las tendencias psicológicas que va a manifestar a lo largo de su vida de sus padres, y estos de los suyos, que a su vez los tomaron de sus progenitores, y así sucesivamente hasta los comienzos de la vida. Por ello, el sistema familiar de origen es la expresión del inconsciente colectivo. Cada ancestro ha existido en una época distinta dentro de la evolución de la historia, y por lo tanto, la familia de procedencia es el reflejo histórico del mundo, que guarda memorias ancestrales de las situaciones que vivieron dichas personas.

Los niños con discapacidad psíquica suelen proceder de sistemas familiares de origen (padre, madre, abuelos, bisabuelos y tatarabuelos), con una importante carga sistémica, es decir, con numerosos hechos graves y variados, dentro del inconsciente familiar:

-Hechos violentos: los ancestros han vivido guerras, malos tratos, torturas, violencia constante en el hogar, asesinatos, suicidios.

-Suelen existir también una gran cantidad de abortos, niños muertos al poco tiempo de nacer o a temprana edad. Normalmente estos hechos han ido acompañados de situaciones de violencia.

-Abusos sexuales: en muchos de estos casos nos hemos encontrado con que algún ancestro cercano (madre, padre, abuelos) sufrió abusos sexuales por parte de algún familiar. Las relaciones endogámicas dentro de la familia se han repetido con numerosa frecuencia.

-Normalmente son los propios padres de los niños los que nos refieren los hechos explicados con anterioridad, pero hay en algunos casos que nos hemos encontrado secretos de familia graves. Como por ejemplo: numerosos asesinatos en época de guerra que no fueron contados por el familiar que los cometió.

Aunque el resto del mundo los pueda contemplar con compasión en el mejor de los casos, y lástima en el peor de ellos, lo cierto es que los niños con discapacidad son los grandes de héroes del sistema familiar. Gracias a ellos el inconsciente colectivo y familiar puede liberarse de los lastres que suponen todos estos hechos dolorosos, produciendo sanación en ellos y en el resto del mundo. Sólo ellos tienen la fuerza suficiente para poder llevar estas cargas, y restablecer el equilibrio en el inconsciente colectivo.

Los padres con niños con discapacidad psíquica.

Las Constelaciones Familiares son un tipo de terapia, que por sus características no es el niño el que asiste a las sesiones, son los padres. Y es a través de ellos que se puede equilibrar la serie de bloqueos que existen en el inconsciente del niño.

Cuando un padre recibe la noticia de que tiene un hijo con discapacidad comienza uno de los trabajos más potentes que puede realizar un ser humano sobre la tierra: aceptación y confianza.

La aceptación es una palabra que suena muy bonita y trascendente pero luego al llevarla a la práctica, aunque se ponga todo el corazón en ello, puede no ser tan sencillo. Al realizar este trabajo desde el inconsciente el patrón queda instaurado y se manifiesta en el consciente, en el día a día con mucha más facilidad. Los mayores de casos de curación que nos hemos encontrado en niños con discapacidad, los han realizado padres que han aceptado desde el corazón a sus hijos como son, no como les hubiera gustado que fueran. Pero al mismo tiempo, no se han quedado sentados para auto-compadecerse, si no que su confianza les ha llevado a seguir buscando cómo potenciar las capacidades de sus hijos, para que puedan tener una vida lo más autónoma posible. Es entonces cuando se ha obrado la magia y el niño ha comenzado a mejorar notablemente.

Los padres con niños con discapacidad psíquica tienen ante sí uno de los regalos más bonitos y grandes que se pueden recibir en la vida: su hij@. Estos niños suelen aportar muchísimo a los demás a nivel afectivo. Son una fuente inagotable de amor, y desconocen por completo la palabra rencor. Contemplan el mundo desde un estado pleno de inocencia, sin juicios, y vienen aportar luz a la conciencia.

Cuando hemos tenido el honor de relacionarnos con niños con discapacidad observamos cómo muchos de ellos, sobre todo los más pequeños, están completamente desprovistos de ego y nos preguntamos: ¿No será que los verdaderamente normales son ellos?

Por eso, desde Mar de Luz trabajamos con las constelaciones familiares, con los padres de estos niños, para que desde lo más profundo del inconsciente colectivo sean integrados socialmente, porque tienen mucho que enseñarnos a los que supuestamente somos “normales”.