¿Son las constelaciones familiares una terapia de grupo?

Las constelaciones familiares son una terapia que se realiza en grupo. Esto a veces confunde a las personas que nunca han asistido a un taller, ya que les lleva a pensar que es una terapia de grupo convencional. En este artículo explicamos por qué las constelaciones se realizan en grupo, y cómo es la dinámica que se desarrolla en los talleres, para clarificar los conceptos de todas aquellas personas que sientan curiosidad por la terapia, pero no se atreven a asistir por realizarse con más gente.

-Recomendaciones

constelaciones familiares y la terapia de grupo

Antes de realizar la terapia de constelar una problemática en concreto, es muy importante que la persona asista como representante en un taller de constelaciones, y pueda así participar de forma activa en las constelaciones de los demás.

El inconsciente es algo muy delicado y cada persona debe saber dónde lo hace y sobre todo con quién, además de cuál es su forma de trabajar. En toda terapia que se realice es fundamental sentirse cómodo tanto con la terapia, como con los terapeutas. Esto es garantía de confianza para poder alcanzar la sanación desde lo más profundo del alma de la persona.

¿Todos los que asisten a un taller de constelaciones familiares tienen los mismos problemas?

No. En Mar de Luz, no realizamos sesiones grupales dónde todos los que asisten tienen una problemática en común. Si no que cada uno, en su turno, expone problemas de naturaleza distinta. Si en algún caso las personas plantean el mismo tipo de problemáticas, es por mera coincidencia, porque así se hubiera dispuesto desde el inconsciente. Ésta es la base de trabajo de las constelaciones familiares: el inconsciente. Trabajamos con él y a través de él, con el inconsciente colectivo y personal de las personas que van a realizar la terapia. Aunque las personas son conscientes en todo momento de lo que están realizando, no exponen problemáticas en común, ni opinan sobre lo que le ocurre al interesado.

Cuando realice la terapia, ¿tengo que exponer mi vida delante de todos los que participan en el taller?

No. Cuando una persona está en su turno de constelar (realizar la terapia), explica brevemente lo que quiere trabajar. Por ejemplo: Quiero mejorar la relación con mi madre.

No tiene que decir nada más. Antes de realizar la terapia tendrá la oportunidad de hablar a solas con el terapeuta para describir en profundidad su problemática, y así poder plantearle todas las dudas que le puedan surgir. En el momento en el que se está constelando no es positivo exponer demasiados datos, para no condicionar a los representantes y que puedan expresar libremente lo que indica el inconsciente. Si no, los representantes se ven influenciados por la narración de la historia personal del interesado.

¿El resto de los asistentes pueden opinar sobre mi vida?

No. En constelaciones familiares nadie va a opinar sobre la vida de ninguno de los asistentes. Precisamente uno de los objetivos de la terapia, es que la persona se sienta libre para ser tal cual es, con sus defectos y sus virtudes. Una de las herramientas de trabajo básico de las constelaciones es el respeto. Por ello, hay una norma clara para todos los asistentes: nadie es quién para juzgar a otro participante, ni para opinar sobre su vida. Nadie sabe qué tipo de vida ha tenido una persona, para comportarse de una manera determinada.

Además, aunque sólo se participe en la terapia como representante, una de los aprendizajes más importantes de las constelaciones es el de potenciar la empatía hacia los demás, al entender de forma profunda que nos somos quienes para juzgar a nadie, que todos tenemos un pasado. Todo el mundo hace lo que puede para sobrevivir.

Lo cierto es que los talleres de Mar de Luz son tratados con tanto respeto y esmero, que cuando finaliza el taller todas las personas que han participado se sienten en familia, en un clima relajado de cariño y armonía. Toda la desconfianza y miedo de participar en una sesión grupal son sustituidas por un profundo agradecimiento, y orgullo de pertenecer a la raza humana.

¿Cuántas personas asisten a un taller de constelaciones familiares?

Sabemos que en otros lugares donde se llevan a cabo constelaciones familiares participan en cada taller de diez a veinte personas. En Mar de Luz consideramos que en grupos tan grandes, se pierde completamente el enfoque terapéutico. Es necesario que la persona sienta la intimidad necesaria para que puedan sentirse cómodos en el desarrollo de la terapia. Por eso nuestros talleres se efectúan con grupos de un máximo de seis participantes.

¿Qué duración tiene cada constelación familiar?

Un taller dura de cuatro a cinco horas, dependiendo de las personas que vayan a constelar. El tiempo de duración no lo decide el terapeuta. Lo marca el inconsciente de la persona.   La duración de cada sesión varía según el grado de complicación de cada constelación. Puede durar hora y media, o media hora. El tiempo no define el grado de efectividad de la terapia.

 

¿Cómo se desarrolla una sesión de constelaciones familiares?

Cada persona que va a realizar la terapia (constelar), tiene su tiempo dentro del taller, en el cuál plantea brevemente lo que quiere trabajar, la problemática que quiera resolver. Una vez que la persona se encuentra en su turno para realizar la terapia, plantea brevemente el objetivo de su trabajo a realizar.

Es entonces cuando elegirá, guiado por el terapeuta, de entre los representantes que se encuentran en la sesión a aquellas personas que van a representar las diferentes partes de su conflicto. Pongamos un ejemplo: una persona plantea que quiere mejorar la relación con su suegra.

El constelador (terapeuta), le pedirá que elija entre todos los representantes a alguien que haga de ella. Elegirá a otro representante que haga de su marido, y a otro que haga de su suegra. A través del posicionamiento y actitud de los representantes, el terapeuta irá sacando más representantes hasta llegar a la causa del conflicto que está produciendo la mala relación con la suegra.

Una vez llegados al origen el conflicto se resuelve. Siempre. Lo decimos categóricamente porque aunque en Mar de Luz damos por hecho que el bloqueo se va a resolver siempre, muchos pacientes nos han comentado que en otros lugares en los que se realizan constelaciones familiares no es así. Esto no deja de sorprendernos, porque la función principal del facilitador de constelaciones es que el conflicto se resuelva, siempre.

¿Cuál es la función del terapeuta de constelaciones familiares?

La función del terapeuta de constelaciones familiares en Mar de Luz, ante todo es la de mirar por el bienestar de la persona que está confiando en él, para trabajar sus problemas. Para ello va a emplear todas las herramientas terapéuticas en las que se ha formado, para la resolución positiva del conflicto.

La responsabilidad del trabajo terapéutico recae sobre el constelador,  pero al mismo tiempo no es nada más que un instrumento a través del cual se expresa el inconsciente. El  terapeuta tiene que interpretar el inconsciente de la persona que está constelando. Su función es la de llegar a la causa que está produciendo el bloqueo en el inconsciente de la persona para liberarlo. Una vez se ha llegado a la causa, que está produciendo el bloqueo dirigirá la constelación para llegar a la sanación del problema.

Para ello utilizará frases que se dirán entre sí los representantes, cuya meta es la devolución de la dignidad, el respeto, el amor y la confianza hallados en el inconsciente de la persona que está constelando. También podrá utilizar posicionamientos, y cualquier técnica que crea oportuna para la resolución del conflicto.

¿Es cierto que en otros talleres de constelaciones familiares constela todo el mundo lo mismo?

Sí, es cierto que en otros lugares donde se realizan constelaciones familiares se llevan a cabo talleres monográficos para trabajar una esfera en concreto. Por ejemplo: Taller de la Relación con los hijos. Los talleres monográficos no nos gustan, a no ser que las personas que los realizan tengan bastante trabajo realizado con el inconsciente. Aunque el problema pueda ser el mismo, lo cierto es que las causas pueden ser muy diferentes, por ello en Mar de Luz cada persona tiene su tiempo para constelar. Son constelaciones artesanales en las que se trabaja el inconsciente de la persona individualmente, dedicándole tiempo y amor.

En Mar de Luz, solo y únicamente realizamos talleres monográficos, una vez las personas han finalizado el trabajo con su inconsciente familiar, para reforzar las virtudes y herramientas de su inconsciente personal.

-Beneficios de un taller de constelaciones familiares

Participar como representante en un taller de constelaciones familiares permite a las personas abrirse a la confianza en la gente. Ayuda a conectar a cada participante con la tolerancia hacia los demás, y disfrutar más de la vida, al contemplar el mundo de una manera distinta.

Cuando una persona realiza la terapia pone en funcionamiento mecanismos profundos de sanación, que se hacen evidentes con cada sesión, y donde acabaran manifestándose mediante cambios que le dirigirán al encuentro con lo que sueña: su felicidad.