Flores de Bach

El equilibrio emocional es de vital importancia, para la evolución y el desarrollo personal del Ser Humano.Las Flores de Bach son una herramienta fundamental a la hora de tratar trastornos emocionales.

Esencias naturales de las Flores de Bach

Flores de BachEstán compuestas de 38 esencias naturales extraídas de flores de la región de Gales y fueron descubiertas por el Dr. Edward Bach (inmunólogo y homeópata), quien definía la enfermedad como una alteración emocional que se produce en la energía del ser vivo.Si las emociones están alteradas esto va a producir a la larga, alteraciones energéticas y por supuesto, físicas. Las emociones perturbadoras producen en el cuerpo una respuesta energética en la que se baja la frecuencia de la vibración de la energía.Si este desequilibrio continúa durante cierto tiempo sin tratamiento, se produce la enfermedad en el cuerpo físico.Las Flores de Bach son potentes restauradores o equilibradores de esas frecuencias elevando su vibración hasta lo más sutil de la persona.

Casi todas las enfermedades descritas por la medicina, sin causa aparente, tienen una raíz claramente mental-emocional, y es esta situación la que hay que tratar de fondo, para lograr una mejoría notable de cualquier enfermedad, ya sea aguda, crónica o psicológicas.
A través de las Flores vamos a tratar holísticamente, es decir, al paciente en su totalidad, observando todas y cada una de sus facetas.

Las Esencias Florales nos ayudan en todas las facetas de la vida, no sólo en caso de enfermedad: para liberar tensiones personales, profesionales o familiares. En el campo de la educación para un aprendizaje relajado y eficaz. En los negocios para lograr mayor eficacia y rendimiento. Como apoyo en los procesos de crecimiento personal.
Cualquier persona puede tomarlas, y no se contraponen con otros tratamientos y terapias. Se han obtenido magníficos resultados en personas de cualquier edad: recién nacidos, lactantes, niños, embarazadas, personas de edad avanzada.
La Organización Mundial de la Salud incluyó en 1976 a las Flores de Bach valorando el equilibrio emocional de las personas como factores que intervienen en la consecución de un estado saludable individual.

“Probablemente la lección más grande de nuestras vidas sea aprender a ser libres; libres de las circunstancias de nuestro entorno, de otras personalidades, y, por sobre todas las cosas, libres de nosotros mismos, ya que hasta que no lo seamos, seremos incapaces de brindarnos abiertamente, y de servir a nuestros semejantes.”
Edward Bach