Flores de Bach como coadyuvantes en las constelaciones

Flores de Bach y constelaciones familiares

En Mar de Luz, utilizamos las flores de Bach, para acabar el proceso de integración del trabajo con el inconsciente.

La práctica nos ha hecho ver que las flores liberan antes las emociones residuales que puedan quedar en el inconsciente. Veamos por qué.

Flores de Bach y familia

Edward Bach meditó sobre por qué hay familias en las que existen un tipo de temperamento y emociones determinadas.

Veamos que dice al respecto:

“Nuestros errores y faltas son el reverso de las virtudes a las que aspiramos.

Para vencer las ansias deberemos nacer en una familia con tendencia al alcoholismo; para vencer el odio, deberemos nacer entre personas que son crueles.

De hecho, con frecuencia las cualidades adversas que hemos recibido por herencia son las que en particular uno debe eliminar. Y si fracasamos en aprender nuestra lección a nivel mental, debemos padecer el resultado de nuestros fallos en los otros. Hasta que nuestro error haya sido totalmente erradicado por nosotros mismos. Es por esto que nuestros defectos, compañías y circunstancias adversas son lo opuesto a las virtudes que debemos obtener.”

Cuando realizamos una constelación

WolfBlur / Pixabay

, nos encontramos que en el inconsciente siempre hay un máximo de tres emociones negativas predominantes. Normalmente proceden del temperamento que la persona ha heredado de algún ancestro. O con el que se ha identificado a través del inconsciente.

Por ejemplo:

Al realizar una constelación para un problema de pareja la emoción predominante puede ser la ira. Que a su vez es consecuencia del desprecio entre lo masculino y lo femenino que ha ido pasando de padres a hijos. Repitiéndose generación tras generación.

Después de constelar se administra al paciente la flor indicada para la tolerancia, Haya. Comprobamos como la persona se libera consciente e inconscientemente de forma mucho rápida de la emoción negativa. Junto a la carga emocional que supone la ira.

La flor más adecuada será la contraria al estado anímico desequilibrado, la que equilibre el sufrimiento del paciente. Sólo a través de la virtud apropiada podrá limpiarse la emoción negativa, ya que cada flor es un bálsamo para el alma. Las flores actúan como un purificador emocional para que lo negativo, causa del sufrimiento, sea descartado.

Por ello, como hemos comprobado con muchas personas: la utilización de las flores de Bach como coadyuvante en las Constelaciones Familiares, acelera los procesos de integración y liberación de los patrones negativos que la persona ha aprendido inconscientemente, y así poder alcanzar más fácilmente la sanación que busca.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *